Boston Steak a la Criolla. ( RICARDO HERNÁNDEZ)

La gastronomía dominicana es tan versátil como su gente. Colorida, “salseada”, variada y con un sabor único con el que hoy celebramos que desde el 27 de febrero de 1844 somos libres del yugo extranjero que oprimió la dignidad, la cultura y la identidad por la que hoy estamos de fiesta.

Somos la tierra cuya bandera es un plato de arroz, habichuelas y carne; pero también del sancocho de carnes mixtas (en otras partes de América se hace con una carne); de las inigualables Habichuelas con Dulce, ahora que ya entramos en la temporada de Cuaresma que es cuando más se consume; del Jalao, del Palito de Coco, del Mangú -con los Tres Golpes y sin ellos también -, de los “Tostones”; del chivo picante, del casabe, del pan de agua, del ron, del Morir Soñando, y ¿por qué no? “de la sopa boba”… hay un largo menú que cuenta que somos el fruto de la mezcla de razas que dio el más bonito de los resultados, ¡los dominicanos!

Para ampliar esta noticia: Click aquí