El presidente Joe Biden ordenó el martes liberar 50 millones de barriles de petróleo de la reserva estratégica de Estados Unidos para ayudar a reducir el precio de la gasolina y otros costos energéticos, una medida que se tomó de manera coordinada con otros grandes consumidores de energía como China, India y el Reino Unido.

La medida tiene como fin ayudar a los estadounidenses ante el aumento de la inflación y de los precios de la gasolina al acercarse el Día de Acción de Gracias y los viajes por el fin de año. La gasolina cuesta ahora unos 3,40 dólares el galón (90 centavos de dólar por litro), lo que representa un 50% más que hace un año, según la American Automobile Association.

“Si bien nuestras acciones combinadas no resolverán los problemas de los altos precios de la gasolina de la noche a la mañana, marcarán la diferencia”, prometió Biden en declaraciones desde la Casa Blanca. “Llevará tiempo, pero pronto verán que baja el precio de la gasolina”, agregó.

Para ampliar esta noticia: Click aquí