El 36.7 % de los hogares reportó haber perdido su empleo por el Covid-19. Archivo

SANTO DOMINGO.-Tomar prestado, bajar la porción y número de comidas han sido las alternativas de las familias vulnerables en el país ante la crisis impuesta por la pandemia de la Covid -19.

O sea, el 77 por ciento de los hogares vulnerables tuvieron dificultad con su alimentación, un 45.8 % cambio su dieta por alimentos más baratos, y el 40 % accedió a comida fiada o donada, indica la encuesta realizada por el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Pero eso no es todo, ante las dificultades de acceder a una alimentación de calidad, 37 % redujo la porción de comidas y el 26.8 % redujo el número de comidas por algunas semanas. Todos esos indicadores están vínculados a la reducción de los ingresos por familias, un ejemplo de esto es que 36 % de los hogares reportó haber perdido su empleo por el Covid-19.

La encuesta, realizada entre mayo del 2020 hasta mayo del 2021, en la que se tomo como muestra unos de 4,529 hogares, indica que persisten las desigualdades estructurales en materia de calidad del trabajo. Más de la mitad de los hogares (54.9 %) se sienten preocupados de no poder trabajar, generar ingreso o pagar sus deudas. Al mismo tiempo, hay preocupación de no poder mantener un nivel de ingreso adecuado para poder solventar las deudas, por lo que algunos hogares han optado por tomar dinero prestado (48.4 %), gastar los ahorros del hogar (22.6 %), y vender o empeñar artículos del hogar (8.4 %).

Para ampliar esta noticia: Click aquí