Miles de migrantes haitianos se agruparon frente a un estadio  convertido en una oficina de migración, para exigir a las autoridades mexicanas que los dejaran pasar libremente al país.

Dos caravanas de migrantes, en su mayoría de Haití y Centroamérica, partieron de la ciudad sureña de Tapachula en las últimas semanas.

En su mayoría partieron a pie para el largo viaje con la esperanza de llegar a la frontera entre Estados Unidos y México.

Decenas de personas también se han quedado en Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala.

Para ampliar esta noticia: Click aquí