Gritos desgarradores resuenan en hospitales tras el sismo de Haití

APLes Cayes, Haití

Jertha Ylet permaneció en silencio mientras el doctor Michelet Paurus le cortaba el yeso de su pierna con una sierra eléctrica y movimientos medidos. Hoy tendría que dejar el hospital, de acuerdo con el médico. Sin embargo, Ylet se hubiera quedado ahí hasta que se le cayera el yeso.

Ella ha estado en el Hospital General de Les Cayes desde que la llevaron allí el 14 de agosto, inconsciente y con la pierna aplastada, luego de que el terremoto de magnitud 7,2 destruyera su casa, matara a su padre y a otros dos familiares e hiriera gravemente a su hermano. No hay hogar al que regresar.

Un cirujano insertó una varilla de metal en su pierna izquierda el jueves. Ylet, de 25 años, no se ha levantado de la cama y mucho menos caminado desde que llegó. Su hija de 5 años, Younaika, que no resultó herida, comparte su cama y pasa sus días jugando con otros niños de la sala médica.

Para ampliar esta noticia: Click aquí