Ángel Rondón es uno de los seis imputados en este caso de corrupción.

Para llegar a la actual etapa final del juicio de Odebrecht en la República Dominicana hubo que pasar cuatro años y medio en los que hubo cambio de gobierno, de procurador general, de tribunal y de investidura política de algunos imputados. Pero se mantiene la expectativa por la condena que deberá dictar el tribunal antes de que finalice el año.

Desde que en 2016 la multinacional Odebrecht (hoy llamada Novonor) admitió que pagó US$788 millones en sobornos en 12 países, se removieron los cimientos políticos de los estados de América Latina involucrados, al punto de ser el detonante del suicidio del expresidente peruano Alan García en 2019.

En República Dominicana, Odebrecht admitió el pago de US$92 millones en sobornos para agenciarse contratos de obras públicas. Su representante en el país era Angel Rondón Rijo, principal imputado en el juicio de fondo que este jueves iniciará su discurso de clausura.

Para ampliar esta noticia: Click aquí