Eslovaquia.- El papa Francisco aprovechó su discurso a la autoridades de Eslovaquia para pedir una Europa que “se distinga por su solidaridad”.

Desde el corazón de la Unión Europea, el pontífice destacó que “la fraternidad es lo que necesitamos para promover una integración cada vez más necesaria”.

Sobre todo, “en un momento en el que se plantea una anhelada reactivación económica, favorecida por los planes de recuperación de la Unión Europea”, explicó el sumo pontífice.

El papa advirtió que “se puede correr el riesgo de dejarse arrastrar por la prisa y la seducción de las ganancias, generando una euforia que, más que unir, divide”.

Agregó que “la sola recuperación económica no es suficiente en un mundo donde todos estamos conectados, donde todos habitamos una tierra media”.

Para ampliar esta noticia: Click aquí