Ángel Rondón, implicado en el caso de Odebrecht.

El empresario Ángel Rondón, principal implicado en el juicio Odebrecht, continúa este lunes exponiendo sus alegatos finales con los cuales busca no ser condenado a 10 años de prisión, como lo solicitó el Ministerio Público.

Los abogados del imputado arriban hoy al segundo día de exposiciones donde hacen una recopilación de sus argumentos, que se basan en que Rondón no ha sobornado a ningún funcionario o legislador a cambio de que Odebrecht fuera beneficiada con adjudicaciones de obras públicas.

Sus alegatos los plantean ante las juezas Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo, del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, para convencerlas de que Rondón es inocente y no incurrió en sobornos y lavado de activos, como les han dicho los fiscales anticorrupción desde que el juicio empezó hace ocho meses.

Los togados han asegurado que no hay posibilidades de que el empresario, quien fungía como representante comercial de la constructora Odebrecht, sea condenado pues dicen que el Ministerio Público no pudo demostrar los ilícitos que alega cometió.

“No pudieron romper la presunción de inocencia del que está revestido el imputado”, enfatizó José Miguel Minier, coordinador de la barra de defensa de Rondón, en la audiencia del jueves.

Para ampliar esta noticia: Click aquí